30 octubre 2006

Ortodoxia Benítez en la F1

¿Ortodoxia pedía el pueblo? Pues bien, vean si esto no es ortodoxia... Una instantánea que nos muestra al agente Benítez (padre) deteniendo al mismísimo Juan Manuel Fangio por exceso de velocidad con su Maserati en pleno Gran Premio 1957.
Apréciese cómo el corredor se está calzando bien los guantes para darle una tunda al agente. Sépase también que por tratarse de un ícono del deporte peronista, Benítez aceptó la zurra sin chistar. ¡Eso es lealtad, Benítez!

25 octubre 2006

24 octubre 2006

Volvieron las adivinanzas Benítez!


Qué triste está el agente Benítez con todo lo que sucede... Cómo han vulnerado la memoria del General... cómo se burlan de sus enseñanzas... ¿A quién se le ocurre que dos tipos que se proclaman seguidores del movimiento justicialista se hagan llamar "Madonna" o "Batata"? Es tan poco serio...
Por eso nuestro intachable servidor de la ley nos acerca nuevamente un juego. Poesía para los más chicos, para los niños, que son el futuro que barrerá con la escoria... porque los únicos privilegiados son ellos. ¡Eduque, Benítez!

17 octubre 2006

Benítez y la lealtad

Hoy es un gran día para el pueblo peronista. Por eso el agente Benítez quiere acercarnos esta fotografía de su padre en un momento histórico. Una de las pocas imágenes del General con su jefe de custodia en la época de oro. Nostalgia, Benítez, no reprima la lágrima!!

13 octubre 2006

Benítez en Lemans, revolution

Y tenía que pasar, Benítez!
Nuestro querido agente, aquella tarde, no se corrió de la pista apasionado con ver a los bólidos de cerca. Y los bólidos lo tuvieron que esquivar. Y así terminaron. Los bólidos y la carrera. ¡Qué tarde aquella, Benítez! ¡Cómo se acuerdan de usted en Le mans!

11 octubre 2006

Benítez en Le mans, reloaded



¡Qué emoción, Benítez! ¡Un agente de la ley en plena largada de Le mans! ¡Qué gusto! ¡Qué rugir de motores! ¡Córrase, Benítez, que los bólidos ya despegan!¡Deje de indicarles la dirección del tráfico!

10 octubre 2006

Benítez en Le mans


Ah, qué tiempos aquellos en los años '60... qué doradas épocas para el agente Benítez... la etapa europea, como se recuerda en la institución aquella época.
El padre del agente Benítez, es decir nuestro protagonista por estos días, visitó al autódromo de Le mans y allí se tomó esta fotografía.
Claro, ser custodio del General Perón le permitió darse algunos gustos, como entrar a boxes...
qué tiempos agente, qué tiempos! ¡Y las otras fotos que guarda este rollo!

05 octubre 2006

Benítez padre, sí, sí.

Amigos de Benítez,
ustedes han solicitado imágenes de la época en que nuestro querido agente de tránsito estudiaba en la academia de policía. Eso está en trámite. Pero podemos seguir ofreciendo parte del archivo de su padre, el otro agente Benítez. Son particularmente atractivas sus fotos de la década del 60 cuando fue a la carrera de Le Mans, en la época en que custodiaba al General Perón en Puerta de Hierro...
¿Las mandamos?

03 octubre 2006

Expedientes Benítez reloaded

Bien, queridos fans del agente Benítez, seguimos entregando pura emoción para el recuerdo. Ante todo, nuestro noble servidor de la ley desea avisarles a todos que aquel Ford Falcon junto al cual posó su padre era color cremita, no verde. Tranquilos con eso.
Es más. En esta foto del mismo catálogo de 1963, el padre de Benítez nos muestra algunas diferencias entre un Falcon para personas decentes y un Falcon para personas inmundas.
Por ejemplo, como señala el agente, las personas de bien andan en autos CON patente. Y había más...


Los baules grandes y amplios, como el de este Ford, son para llevar muchas valijas al salir de vacaciones con la familia; NO para otras cosas. En fin... ¿Quién duda que la familia Benítez siempre bogó por la paz, el orden, la tolerancia, la honradez, etc.? Pero con los jefes que han tenido... Madre mía...

Pero no hemos de empañar la intachable trayectoria de los Benítez. Que persista en la memoria esta última imagen, la más picante, donde Benítez explicaba lo espaciosos que eran los asientos del Ford Falcon para interactuar con señoritas! ¡Epa, Benítez, su padre resultó ser un picarón!